Reflexología, dolor y depresión

Primero,  dos cosas importantes:

El tratamiento de Reflexología es para la persona, no para el síntoma o dolor.

La Reflexología equilibra, potencia y acompaña el desarrollo de todos los sistemas del organismo con el objetivo de preservar la Salud desde la prevención y el tratamiento.

Veo a diario en la consulta personas con distintos grados de dolor y síntomas complejos, y es reconfortante ver, después de cada tratamiento, el cambió en sus rostros, como van recuperando la facilidad de movimiento, su actitud y su semblante alegre y positivo, la energía vital y el sentirse BIEN otra vez.

 

Qué hay detrás del dolor y los estados depresivos y por qué hablar de ambos juntos…

Porque muchas veces uno es consecuencia y/o generador del otro.

Cuando el consultante está transitando por un dolor físico o depresión,  mis tratamientos se orientan a que conecte con el placer, el disfrute y  logre un estado de relajación profunda, para luego comenzar a trabajar bordeando el dolor.

En general nuestros pies son una parte del cuerpo un poco olvidada y a la que no le prestamos mucha atención ni le dedicamos mucho tiempo. Por lo tanto al recibir una sesión de Reflexología, lo primero que está sucediendo es que nuestra atención y tiempo se están enfocando en un área de nuestro cuerpo en la que habitualmente no lo hacemos,  a veces de forma consciente otras de forma inconsciente,  esto nos conecta con distintos aspectos de nuestra vida a los que prestamos poco atención, a su vez,  momentáneamente nuestra atención deja de estar en otras cosas….por ejemplo, el dolor.

En el primer contacto con los pies del consultante, hago una evaluación,  veo y siento que me dicen los pies. El grado de movilidad, tensión, flexibilidad, la piel, textura, humedad, temperatura, todo esto brinda información para planificar y desarrollar el tratamiento,  donde hacer mayor énfasis y donde ir más lento, donde profundizar desde el inicio.

En mi experiencia con distintas personas he observado una correlación entre el dolor físico y el dolor emocional transitado y a veces no elaborado.

La Reflexología nos permite una mayor conexión con nosotros mism@s, nuestro cuerpo, pensamientos y emociones, para integrar y sanar.

Otros articulos que te pueden interesar: